No me da pena, a éstas alturas, que me busques en todas partes, que me hables de aquellos días, que te tiemblen las rodillas al verme, ahora…

image

Ahora que ya no sé si eres muy tonto o estás loco y he tenido 365 días para arrancarme la piel a tiras, casi olvidarte, ser Juana de Arco… Ahora que no existes, vienes y dices que no has encontrado en ninguna de ellas lo que tenías conmigo y andabas buscando, que era yo, claro.
Lo que habría dado, hace algún tiempo, por escuchar ésa misma prosa cuando todo lo que sentía era así, en verso, y no ahora, que por no estar a tu lado, es más probable que con piedras en los tobillos me lanzara, sin pensarlo, al fondo de un pantano.

No me da pena que hayas tenido que perderme para saber que me querías.

Tú que tenías tan claro que ibas a forrar carpetas y vives a medias entre sus bocas y la mía, ya lo decían, que tiran más dos tetas que dos carretas y yo, tonta, no quise creerles.
Ahora soy Barbie Rambo y no me da pena que vuelvas, a buenas horas, a buscar un poco de afecto, no sé, un café en una terraza en el centro, terminar una conversación pendiente, sacar juntos al perro… Es tarde y no me apetece.

Iba a volar tan alto que no podrías alcanzarme, lo recuerdas? Yo, siempre.

Valentina Maleza

Anuncios