Ella también se tatúa libélulas negras por todo el cuerpo, deja mensajes secretos en los espejos, se hace el amor a versos…
Nunca siguió un rumbo concreto y va a la deriva varios metros por encima del resto.

Siempre confundió el hambre con las ganas, sabe que donde pone el ojo, pone la bala, sabe de casi nada y se inventa el resto, es el centro de todas las miradas y da por hecho que en ésta vida eres lo que haces justo en este momento.

Podrían llegar a parecerse, las más osadas, en un absurdo intento de abrir las alas y darse al viento una mañana clara. Podrían sólo parecerse y nada más.

Te habré contado alguna vez, que tengo un lado siniestro, como todas, que paso mucho tiempo a solas y en un gesto heroico, en ocasiones, me dejo ver por los bares con la intención de mezclarme con otras personas.
No me gusta la gente pero ella también se tatúa libélulas negras por todo el cuerpo, pierde a propósito el norte,  infringe las normas de su propio universo paralelo…

Valentina Maleza

Anuncios