De todas las libélulas, la que en su vuelo se quedó más quieta es la que más respetan. 

Anuncios