Buscar

ValentinaMaleza

"ciclotimia intermitente"

Etiqueta

historia

La dignidad intacta.

image

Parece que va a llover.
Es otro sábado cualquiera en una ciudad que duerme, pero poco.
No es la mía ésta ciudad que devora todo lo que alberga. Es la de todos, la gran arteria. Y te acoge, pero tan fría, tan seria, tan inmensas las vistas desde mi pecera, que siento las piernas cortas, limitada la sesera, y me busco en tu ancha frente, cuadradas tus ideas, tus sueños barrocos.
Parece que va a llover y me voy ahora que aún estoy a tiempo de mantener la dignidad intacta, mi alargada sombra y un bonito recuerdo.
Prefiero no echarte de menos.
Duermes como el niño que sigues siendo. Tus sábanas adornadas de rimmel y besos te darán los buenos días y no me habrás visto coger mis cosas y salir huyendo.
Llueve de dentro a fuera y de fuera a dentro.

De tus costumbres inamovibles, tus mentiras que, aunque piadosas, son casi un don que a pocos se otorga, son consecuencia justo a tiempo mi retirada, los mensajes que nunca llegan, las medias verdades, lo que das por hecho y no ha sido, lo que está a punto de pasar y aún no has entendido que aquí llueve de dentro a fuera y de fuera a dentro, que estamos cruzando la línea entre el vente conmigo y el echar de menos lo que nunca has tenido.

Valentina Maleza

Anuncios

Siendo yo sin morir en el intento.

Llegar descalza a casa, respirando lluvia, calando olores… amontonándose las cosas pequeñas, de las que inspiran canciones.
Llegar a casa descalza y perversa, de saber que son sólo mías todas éstas anécdotas.
Mías y vuestras, pero sólo a medias, como la media sonrisa cuando, sin hablar, las miradas pesan.

Llego a casa descalza, siendo yo sin morir en el intento, abriendo las aguas como antes otros las abrieron, sintiéndome libre, sabiéndome guapa, resurgiendo de lodos que ahora son playas…

Algo ha cambiado y tal vez me calce, por vicio… Pero la huella que dejo ésta vez en la arena cuenta una historia que no va a borrarla ni la más alta de las mareas, ni la más trágica de las escenas.
Guardo éstos días como un alquimista, enfrascando detalles que seguro bañaré en tinta.

image

Valentina Maleza

Él.

Él tiene sus rarezas y contradicciones, su ciclotimia intermitente, su encanto involuntario, sus días de mierda, tonterías y exigencias.
Él sabe cómo, cuando y dónde, sabe estar sin estar y que no se note, hablar sin decir y que no importe.
Por precaución, sostiene tu mano sin capturar el alma.
Te muestra el camino y deserta. Existe sólo a medias.

Puede parecer meditado, estudiado al detalle hasta alinear los astros y hacer coincidir la primera palabra del crucigrama con ése nombre tan nuestro, una clave tan propia y tan privada como la historia que cuenta lo tonta que he sido, cruzada de brazos, de cemento los tobillos…

Él es la causa perdida y la más temida consecuencia.

Valentina Malezaimage

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: